No es un hombre, es un país y es Venezuela

abril 18, 2013

Tintes políticos bañan las calles y las ciudades enteras del país. Mentiras, verdades y desinformaciones fue todo lo que intuí. Me di cuenta, entonces, de la realidad de mi tierra. De mis calles.
Me bastó esto para saber que no es un hombre por quien lucharé.

Paz es la consigna de los líderes. Sus seguidores no entienden y tampoco escuchan.
Utilizan muertos para simpatizar con su gente. Pero se olvidan de los que han arrastrado en su Gobierno.
Olvidan los que mueren día a día. ¿Donde estaban los que luchan por la Seguridad de la Nación?

La Política se limita al manejo de los Recursos de un País. Venezuela es rica, Venezuela se autosustenta.
¿Qué ocurre, entonces?

Los ideales políticos llegan a manchar los colores de mi Bandera, haciéndonos olvidar su esencia.
El Pueblo lucha por sí mismo, el Pueblo lucha por su hermano. La ideología política destruye, finalmente, la esencia humana. La política te hace creer que la lucha se ha acabado, siempre acaba cuando gana tu simpatizante. Pero la realidad es que aun falta demasiado para ser lo que dicen que somos. Porque lo que se crea se destruye.

En Democracia se hace materializan los ideales de la mayoría y se reconoce, defiende y respeta a las minorías. Buscando todos, entre sí, el bienestar para el Pueblo. Porque no importa un hombre, importa mi País y su gente, su esencia y la hermandad que nace cuando olvidamos los asuntos políticos.

Venezuela tiene que ser independiente. Nosotros podemos ser independientes. Queremos ser independientes. Nosotros merecemos ser independientes. El Pueblo lo tiene todo, menos amor por el prójimo. Por aquella persona que piensa diferente a ti. Porque cuando somos masas, nos volvemos incontrolables y olvidamos nuestra razón de ser. Olvidamos que NO luchamos por un hombre, Luchamos por un País. Por Nuestro País.

Podemos construir la Venezuela que queremos, que soñamos y deseamos.
Entre todos, UNIDOS, podemos.
No obedezcas a quien te divide.
No obedezcas a quien te discrimina.
No obedezcas a quien te explota.
No obedezcas a quien incita el odio hacia tu hermano.
Nadie podría pensar igual a mi, y yo no podría pensar igual a otro.

Somos trabajadores, Somos estudiantes, Somos Venezolanos. 
Y queremos avanzar, queremos progresar.

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>