La sangre dentro de la Revolución

mayo 7, 2013

¿Cuanta sangre derramada valdrá para justificar la revolución social?

¿Cuantas vidas deberán ser arrebatadas para justificar la Libertad?

¿De verdad habrá libertad dentro de la Revolución?

La culpa no es del sustantivo “Revolución”. La culpa es del Hombre, de su ambición y salvajismo heredado.

Aun contraria (pero esperanzadora) frase de Jean-Jacques Rousseau: “El Hombre es bueno por Naturaleza”.

El hombre es caótico por naturaleza…
El hombre no cuestiona sus valores y su entorno…

¿Es que lo salvaje siempre se impondrá sobre la razón? ¿Sobre el dialogo?
Si tanta violencia no ha podido solucionar esto a través de los años, ¿por qué seguir el camino de siempre, aun hoy?


“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”– A. Einstein.

Es más fácil atinar un golpe que argumentar.
Cólera Libertaria.

La lucha entre clases siempre ha existido: los que se creen superiores y que temen al cambio y los que se creen inferiores que sueñan con un cambio. Con su Justicia. Con una justicia defendible y jamás cuestionable.

Si hablamos de Revolución, por supuesto que deben importarnos, a todos, los medios empleados para llegar a su objetivo. A su “Libertad”… A su bien, a su aceleración de la evolución…

Pero despierta, Hombre, que también matas el Pueblo que defiendes.

“Para que el mal triunfe, solo es necesario que los hombres buenos no hagan nada”
Edmund Burke

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>